Psicología

¿Cuándo ir al psicólogo? ¿Cómo puede ayudarme?

Psicología. Ayuda psicológica después de un accidente, depresiones y desmotivaciones en Amaype (Alcorcón)

La ayuda del psicólogo

“La persona que acude al psicólogo no es quien tiene problemas, sino quien tiene la valentía para querer resolverlos”.

La búsqueda de ayuda profesional para solucionar problemas es cada vez más común en nuestra sociedad. Cuando observamos síntomas físicos, no dudamos en pedir ayuda a un médico, oftalmólogo o fisioterapeuta. Sin embargo, puede ser más costoso reconocer y afrontar los síntomas psicológicos que pueden estar afectándonos en nuestra vida diaria.  Además, pese que se ha avanzado en el mito de los psicólogos, todavía la sociedad sigue relacionando esta profesión con la locura. Todavía hay quiénes consideran que sólo se debe acudir al psicólogo en situaciones extremas. Por esto, te ayudamos a encontrar esos signos que nos llevan a pedir ayuda a un psicólogo.

¿Cuándo pedir ayuda?

Una persona requiere ayuda profesional cuando tiene un problema que le desborda y dificulta su vida diaria. Así mismo, le causa un malestar y un deterioro en sus distintas áreas de funcionamiento de manera habitual. Estas dificultades tienen una duración, una intensidad y una frecuencia anormal.

Puntualizamos que no es algo que vayamos a necesitar para siempre, es decir, que la ayuda psicológica es temporal. Se mantendrá durante un periodo de tiempo razonable. El objetivo será que la persona aprenda a desarrollar herramientas para manejar y resolver el problema de forma autónoma e independiente.

Signos de alarma

A continuación se presentan signos de alarma para considerar pedir ayuda de un psicólogo.

Psicología. Ayuda psicológica con migrañas, alergias, dolores estomacales en Amaype (Alcorcón)
Ayuda del psicólogo
  1. Lo que sientes, piensas o haces te está generando un gran malestar y sufrimiento. Dicho malestar no sólo te afecta a ti sino también a los que te rodean.
  2. Cuando te sientes desbordado por la situación. Sientes que no tienes fuerzas o recursos para enfrentarte a ello. Es posible que lleves tiempo intentando solucionarlo, pero parece que nada de lo que has hecho ha funcionado y; por tanto, eso te hace dudar de tus capacidades.
  3. Lo que te ocurre te está causando problemas significativos en tu vida diaria. Dichos problemas se observan en multitud de contextos: familiar, social, trabajo, estudios…
  4. Experimentas una serie de síntomas que afectan tu calidad de vida; por ejemplo el insomnio. Otros ejemplos son: pérdida de interés por actividades que antes te gustaban, disminución de la libido, tensión constante…
  5. Alguien de tu entorno se ha dado cuenta y te ha sugerido pedir ayuda.
  6. Intentas aliviar el malestar con otras conductas, para evitar pensar en ello, como estrategia de afrontamiento. Sin embargo, en ocasiones pueden ser perjudiciales, por ejemplo: consumir más alcohol, jugar a juegos de azar, automedicarte, comprar compulsivamente, ver series sin parar…
  7. Del mismo modo, has podido sentir que estas a punto de perder el control, estás mas irritable que de costumbre o estas teniendo cambios de humor notables, que afectan a tus relaciones interpersonales.
¿En qué puede ayudarte un psicólogo?

Cuando las emociones son demasiado intensas, necesitamos la ayuda de un observador externo e imparcial que nos guíe a través de un camino de redescubrimiento personal. El psicólogo es un profesional cualificado que puede ayudarte a: En primer lugar; eliminar o aliviar los síntomas que interfieren en tu vida cotidiana y afectan tu desempeño, disminuyendo así el malestar y mejorando el bienestar y calidad de vida.

  • En primer lugar; eliminar o aliviar los síntomas que interfieren en tu vida cotidiana y afectan tu desempeño, disminuyendo así el malestar y mejorando el bienestar y calidad de vida.
  • También, será capaz de ponerse en tu lugar y adoptar tu perspectiva analizando todos los factores que te están condicionando y que influyen en el problema. De esta forma, te ayudará a encontrar el origen del conflicto analizando de manera profunda todas las situaciones, conductas y sentimientos que han estado vinculadas al problema.
  • Además, te ayudará a salir fortalecido de la crisis o problema brindándote diferentes herramientas psicológicas que podrás utilizar en el futuro para hacerle frente a otras dificultades. Te ayudará a conocerte mejor, desarrollando una mayor autoconfianza y autoestima, así como potenciar una serie de habilidades que te convertirán en una persona más resiliente.
  • Del mismo modo, te enseñará diferentes estrategias de resolución de conflictos más asertivas que no solo te permitirán solucionar el problema presente sino que te prepararán para enfrentar retos futuros y adoptar un rol activo ante la vida.
¿Necesito ayuda?

Si has llegado hasta aquí, te invito a hacerte estas preguntas:

  • ¿Me siento agobiado y ya no puedo más?
  • ¿Puedo superar el problema solo o necesito ayuda?
  • ¿Estoy dispuesto a involucrarme en una terapia psicológica?

En el Centro AMAYPE contamos con profesionales de la psicología cualificados y colegiados en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid ( https://www.copmadrid.org/web/ ). Si quieres que te ayudemos no dudes en contactar con nosotros. http://centroamaype.com/contacto/

Autora de la entrada: Paula Del Villar Olmeda (M31220)

Psicóloga del Centro AMAYPE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.