FisioterapiaRecuperación

La fisioterapia, clave tras superar el coronavirus

La dureza con la que ataca este virus al organismo en general, y más en concreto a los pulmones, convierte a la fisioterapia en clave tras superar el coronavirus.

La fisioterapia, clave tras superar el coronavirus

En España, continuamos la batalla contra el Covid 19. Es cierto que el coronavirus se ha llevado muchas vidas por delante. Sin embargo, también debemos destacar que hoy en día más de 80.000 personas han superado ya esta enfermedad. Sin embargo, esta lucha no acaba cuando los pacientes reciben el alta. La dureza con la que este virus ataca, puede hacer que la calidad de vida de los afectados disminuya de forma notoria. Esto es aún más alarmante en personas con patologías previas; como por ejemplo EPOC, obesidad o hipertensión. Por ello, será necesario un proceso de rehabilitación en el que la fisioterapia es clave tras superar el coronavirus.

Coronavirus y UCI

Las UCIS de los hospitales españoles llevan semanas saturadas. En muchos casos esta saturación no solo se ha debido al número de casos graves de coronavirus sino a la cantidad significativa de tiempo que requieren estos pacientes en ellas. Durante estas estancias, muchos pacientes se encuentran aislados, sedados, encamados, con respiración mecánica… Es decir, completamente inmóviles y “desconectados”. Esta situación genera una serie de efectos físicos, cognitivos y psíquicos. Dichos efectos serán mayores cuanto mayor sea el tiempo en la unidad de cuidados intensivos.  A estos efectos se les conoce bajo el nombre de “síndrome post- cuidados intensivos”.

Fisioterapeuta movilizando a un paciente en UCI. La fisioterapia, clave tras superar el coronavirus

Síndrome post-cuidados intensivos (PICS)

El síndrome de cuidados intensivos o PICS está compuesto por una serie de problemas de salud que persisten tras superar una enfermedad crítica. Engloba las secuelas físicas (principalmente respiratorias y neuromusculares), cognitivas (alteraciones de la memoria y de la atención) y psíquicas (depresión, ansiedad, estrés y/o síndrome de estrés postraumático) al alta de las UCI e impactan de forma negativa en la calidad de vida de la persona.

Secuelas del coronavirus. La fisioterapia clave

Como hemos comentado anteriormente, en muchas ocasiones, superar el coronavirus requiere largas estancias en las unidades de cuidados intensivos. Debido a ello, entre un 25% y un 57% de los pacientes desarrollan la denominada «debilidad adquirida en la UCI». La debilidad adquirida en UCI, se caracteriza porque los pacientes presenten desacondicionamiento físico general, menor tolerancia al esfuerzo y atrofia muscular. Al salir de la UCI, muchos no son capaces de moverse de la cama e incluso pueden tener parálisis en alguna extremidad. Esto generará una discapacidad en el paciente dificultándole tareas tan básicas como caminar, comer, asearse… disminuyendo su calidad vida. En este contexto clínico, la fisioterapia resulta clave en la recuperación del coronavirus.

Fisioterapia tras superar el coronavirus

Como hemos comentado anteriormente, los pacientes abandonan los hospitales con importantes secuelas. Por ello, necesitan una rehabilitación y una readaptación al esfuerzo progresiva. La fisioterapia, resulta clave para que los pacientes recuperen el nivel funcional que tenían antes del coronavirus

Objetivos de la fisioterapia después del coronavirus

Los fisioterapeutas, antes de iniciar los tratamientos con los pacientes llevarán a cabo una valoración exhaustiva de cada caso. Después realizarán un programa de rehabilitación con los siguientes objetivos:

  • Mejorar la sensación de disnea
  • Reducir posibles complicaciones
  • Preservar / mejorar la función pulmonar
  • Prevenir y mejorar la capacidad funcional general
  • Tonificar la musculatura de extremidades superiores, inferiores y tronco.
  • Restaurar la condición física del paciente
  • Mejorar la calidad de vida del paciente
  • Educación sanitaria

Programa de fisioterapia después del coronavirus

En primer lugar debemos destacar que la rehabilitación no puede iniciarse hasta que la enfermedad esté completamente superado. Como hemos comentado anteriormente, cada caso será evaluado de forma exhaustiva. A partir de esta valoración se establecerán programas de rehabilitación individualizados a cada paciente. Estos programas de fisioterapia deben estar compuestos por los elementos que explicamos a continuación

Ejercicio aeróbico

Es fundamental evitar el inmovilismo tras haber superado la enfermedad. Además, el objetivo es recuperar la capacidad de ejercicio anterior al ingreso hospitalario. Para ello se pautarán ejercicios de marcha, equilibrio, subir y bajar escaleras, pedaleo… Comenzando con una intensidad y duración bajas que se irán aumentando progresivamente en función de la sensación de fatiga de cada paciente. En todo momento, se tendrá monitorizado al paciente (frecuencia cardiaca, saturación de oxígeno…)

Fortalecimiento muscular

Tras un periodo de inmovilización, se produce una atrofia muscular. Los músculos disminuyen su tamaño y su fuerza. Incluso puede llegar a producirse una parálisis. Para recuperar la fuerza previa a la enfermedad, se llevará a cabo un programa de fortalecimiento muscular. El fisioterapeuta desarrollará diferentes ejercicios para trabajar tanto las extremidades superiores como las inferiores. Las cargas de trabajo se irán aumentando de forma progresiva. Se hará especial hincapié en el trabajo de actividades funcionales, es decir, actividades de su vida diaria que le den independencia. Por ejemplo, para una persona puede no tener importancia levantar más o menos kilos, pero sí el ser capaz de levantarse solo de una silla.

Fisioterapia respiratoria

Uno de los objetivos tiene la fisioterapia tras superar el coronavirus, es mejorar la función pulmonar. Para ello se realizarán técnicas de fisioterapia respiratoria como reeducación del patrón respiratorio, respiraciones abdómino – diafragmáticas, ejercicios de expansión costal, ejercicios de movilidad torácica o técnicas de drenaje de secreciones (estas últimas, en caso de ser necesarias)

Por último cabe destacar que si durante la sesión de rehabilitación aparece fiebre o disnea que no se detiene tras el descanso debemos detener la sesión. Otros síntomas por los que se detendrá la sesión son: mareos, dolor en el pecho, tos severa, sudoración…

Si has superado el coronavirus o tienes algún familiar que lo ha superado, no dudes en contactar con nosotros. Nuestra fisioterapeuta resolverá todas tus dudas y te ayudará a recuperar tu estado previo a dicha enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.